Blogia
EL INTERMEDIARIO

Vagancia consentida

Vagancia consentida

En la Sesión de Control al Gobierno, celebrada hoy en el Parlamento, donde Solbes ha dicho mentiras como que él no ha negado nunca la crisis económica, ha habido una asistencia paupérrima de diputados.

Por no estar, no han estado Zapatero ni Rajoy, claro que ha estado Magdalena Álvarez que siempre anima cualquier debate parlamentario, aunque no quedaban ni cincuenta diputados en el hemiciclo cuando ella ha intervenido... Podéis ver el vídeo de una comparecencia anterior suya sobre el accidente de Spanair…¡ni Martes y Trece!

A lo que iba, es que  los diputados son unos vagos de campeonato. Sólo trabajan, teóricamente, de lunes a jueves, pero si uno mira la agenda del  Congreso, por ejemplo, este lunes, la única actividad que hubo fue una rueda de prensa del Grupo Socialista.

Está mal que no vayan, pero todavía peor que no hagan…Desde el 1 de Abril, que comenzó el trabajo de esta legislatura, la producción está bajo mínimos:

  • Leyes Orgánicas: Una…autorizando la ratificación del Tratado de Lisboa…no parece mucho trabajo
  • Leyes: ¡0!
  • Decretos Leyes: Dos para los inmigrantes (Uno con fondos para la acogida e integración y otro con otros fondos para pagarles el desempleo de una vez si se vuelven a su casa), otro con las “medidillas” zapateriles para paliar la crisis y, por último, el ya derogado del trasvase de agua a Barcelona…En total, cuatro

Sobre los “productos en proceso”, vemos que el Gobierno sólo ha presentado 7 Proyectos de Ley, mientras que los grupos parlamentarios han presentado 102 Proposiciones de Ley, de las cuales, la mayoría han sido retiradas o rechazadas.

Dentro de las Proposiciones de Ley pendientes hay algunas curiosas. Por ejemplo, la de la creación de una Oficina Presupuestaria de las Cortes (más funcionarios y algunos amiguetes colocados con buen sueldo) o la de reformar el Estatuto de la Función Pública para que los sueldos de los funcionarios sean automáticamente actualizados por el IPC real (el  de los diputados también, los demás, que no somos funcionarios, a “pelearlo” según vaya el negocio) o la de reparación de la discriminación laboral sufrida por las mujeres durante la dictadura franquista.

Resumiendo, la actividad legislativa está al mínimo y la vagancia de sus señorías es insultante para el resto de los trabajadores españoles. Pero, claro, esto nunca lo dicen, públicamente, los políticos… porque lo hacen todos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

eog003 -

Tuve la oportunidad de acudir al último plenario de aprobación de los presupuestos. Una pena, cuatro gatos que no escuchaban al ponente, y otros cuatro paseando de escaño en escaño charlando con los que leían el periódico.

Pero el trabajo de los diputados y diputadas no se ciñe a asistir a los plenos del Congreso. Trabajo de oficina leyendo y recopilando información, acudiendo a actos institucionales o de partido que no tienen que ser en Madrid, además de reuniones varias con colectivos entre otras cosas.

Son llamativas la ausencias y el vacio del Congreso, aunque tal cosa no sea justificación de la poca labor parlamentaria que mencionas.

Se feliz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres