Blogia
EL INTERMEDIARIO

Seguridad vs. Libertad

Ayer me hablaba un íntimo amigo sobre su situación profesional después de seis años como directivo en una de las primeras empresas de su sector, siendo un hombre inteligente y trabajador, excelente profesional y mejor persona, compañero de universidad del consejero delegado, “sacado” de otro puesto de trabajo por el máximo accionista de la compañía,...¿A qué parece una situación ideal?.

Pues su “historia” era que estaba harto de su trabajo, de su jefe, ... Mientras hablaba con él, pensaba en su situación y me decía que no es nada rara, es casi normal (yo mismo la he sufrido) y qué es lo que podía hacer.

Mi primer consejo y, al mismo tiempo, casi último, es que, si las posibilidades económicas y profesionales se lo permiten, hay que “salir” de la situación y, por tanto, de la empresa. Además, en el momento que  uno toma la decisión, el problema se ha terminado...Si queréis, empieza otro, que es buscar un nuevo trabajo, pero la mala situación profesional, que es mucho más angustiosa, se termina en el mismo instante que uno decide que su etapa en ese “equipo” ha terminado.

Pero esto no es hoy el objeto de mis reflexiones porque, creo, que aún más importante, es conseguir no llegar nunca a esa situación de hastío, cabreo, desesperación, etc. Cómo algunas enfermedades, lo importante es detectarlas en su primera fase y, para ello, observar los síntomas y, si son suficientemente claros, “emigrar” a sitios con ambientes más saludables.

A continuación, os doy una relación de síntomas que, a partir de cierto nivel de responsabilidad, nos tienen que hacer pensar en “cambios de aires”:

Ø      Ciclos de más de cuatro-cinco años en el mismo puesto dentro de la misma empresa son muy raros, salvo que uno sea accionista o máximo ejecutivo.

Ø      Subidas salariales mínimas (IPC o similar) durante más de dos años indican poca confianza

Ø      “Congelación” de bonus es un síntoma, también, muy negativo

Ø      Si nuestro jefe se va o se jubila, nos “fichan” alguien de fuera de la empresa en su lugar y no nos ofrecen nada distinto a lo que hacemos, pensemos que es momento de “levar anclas”

Ø      Si a nuestro jefe le ponen un “nuevo” jefe con perfil controlador indica que no se fían mucho de él y, consiguientemente tampoco, de nosotros.

Ø      Si nos enteramos de algún proyecto importante en los “pasillos”, por un cliente, por un compañero, etc. sin que nadie nos haya informado directamente, pensemos en la “retirada”.

Ø      Si nuestro jefe se “reserva” temporalmente algún cliente, algún proyecto, etc. y nunca llega el momento de “cedérnoslo”... es que no hemos cumplido sus expectativas

Ø      Cuando los “jefes” empiezan a evitarnos, a hablarnos sólo de trivialidades, a no convocarnos a reuniones,... entonces ya es momento de negociar una salida digna... e “indemnizada”

Probablemente, vosotros penséis en algunos más por vuestra experiencia vivida o escuchada a algún amigo. De todas maneras, hay que ver el lado positivo de cada situación y controlar nuestra ira hacia el “sistema”. Los cambios de trabajo son sanos para las personas y para las empresas, se despiertan ilusiones, aparecen nuevas ideas que crean valor, somos más creativos y dinámicos. Hemos cambiado, en el ámbito profesional, seguridad por libertad y la libertad es el bien más preciado del ser humano... ¿o no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Vida Sana -

excelente articulo, mira este post sobre cuando dejar el trabajo para tener seguiridad.

Àlex Vallès -

Excelente entrada. Estoy de acuerdo contigo y lamentablemente me veo en la situación que describes en el blog. Dentro de poco causaré baja en mi actual empresa y he tenido los mismos síntomas. Haré referencia en mi blog acerca de tu entrada.
Un saludo

erg morito -

Excelente entrada, aunque no todo el mundo ni en todos los contextos es viable llevar esto a cabo. Yo también me he permitido recoger algunas notas de tu entrada en ganarpelas.com.
Ahora me quedan muchas dudas sobre como negociar una salida indemnizada cuando te estás pirando a otro lado. Os agradecerías vuestros consejos.

Marta -

Bueno, veo que ya "vuelas" a tus anchas por la red... triunfando... no esperaba menos... enhorabuena por el post: es-pec-ta-cu-lar... en cinco palabras ;-)

Dioni Nespral -

No me pillas en un buen momento para opinar sobre un gran post.

Otro dia te prometo dar mi opinión real. Para resumirlo es que hay una historia detras de cada persona y es lo que nos falla a los humanos, ser personas.

José Antonio -

Nunca he tenido problemas con los jefes porque, al trabajar como "autónomo", siempre he tenido claro que estaba sacrificaba dinero por libertad...

... nunca me he arrepentido.

j.a.

P.D. Muy buena la letra y la música que has escogido como complemento al post.

César Calderón -

Co-jo-nu-do. Con tu permiso voy a hacer un copy-paste y lo voy a pegar en NetoRatón.

Gran post!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres