Blogia
EL INTERMEDIARIO

De smoker a Smokie

Hasta hace un año y medio, yo era un fumador de los llamados “empedernidos”…Entonces, decidí dejarlo…Más de treinta años fumando eran ya suficientes.

Hoy en MedTempus encuentro una lista de consecuencias positivas que tiene haberlo dejado y que podéis ver aquí.

Después de 8 horas: La nicotina y el monóxido de carbono se reducen a la mitad. Los niveles de oxígeno vuelven a la normalidad.

Después de 24 horas: El monóxido de carbono se elimina del cuerpo. Los pulmones comienzan a limpiar la mucosidad y la porquería.

Después de 48 horas: No queda nicotina en el cuerpo. La capacidad para oler y saborear mejora sustancialmente.

Después de 72 horas: La respiración mejora. Los bronquios empiezan a relajarse y la persona se siente con más energías.

Después de 2-12 semanas: La circulación mejora, andar y correr se vuelve mucho más fácil.

Después de 3-9 meses: Los problemas de tos, “pitos” o sibilancias y de respiración mejoran.

Después de 1 año: Su riesgo de enfermedad coronaria desciende a la mitad de un fumador.

Después de 2 años: Después de haber estado sin fumar dos años, las posibilidades de dejar el tabaco durante mucho tiempo son muy altas.

Después de 5 años: Entre 5 y 15 años después de dejar de fumar, el riesgo de infarto se reduce a un riesgo similar a aquellos que nunca han fumado.

Después de 10 años:

·        El riesgo de cáncer de pulmón desciende a la mitad que la de los fumadores.

·        El riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas desciende.

·        El riesgo de úlceras desciende.

Después de 15 años:

·        El riesgo de enfermedad coronaria es ahora similar a aquella que nunca ha fumado.

·        El riesgo de muerte vuelve a ser casi el mismo que la gente que nunca ha fumado.

Estos datos son orientativos y variables de una persona a otra. Alguien que lleva 40 años fumando no evolucionará tan bien como alguien que lleva 10 años. Y no hay que olvidar los beneficios estético/sociales: Se deja de apestar a tabaco, los dientes dejan de ennegrecerse y aquellos que buscan pareja ven aumentadas sus posibilidades.

A pesar de todo esto, no estoy de acuerdo con el trato que actualmente se da a los fumadores. Cuando fumaba no estaba de acuerdo con muchos aspectos de la Ley Antitabaco y, ahora que no fumo, tampoco. Porque no soy como esos políticos que dicen una cosa cuando están en la oposición y otra cuando llegan a gobernar.

Así que quien quiera fumar que fume (por supuesto, ni en colegios, hospitales, etc.), pero que sepa que si lo deja tendrá un montón de beneficios. Y, ahora, me voy a comer con unos compañeros de trabajo a un restaurante donde he reservado una mesa…por supuesto, en zona de fumadores.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres