Blogia
EL INTERMEDIARIO

Quick Blogger's Guide

Para muchos de los me leéis, lo que hoy cuento tendrá poco interés, pues sois “superusuarios” que os movéis por la Red como Condoleezza Rice por el mundo. Pero, los que ya somos más mayores no tenemos tanto conocimiento, y me llaman y escriben amigos cuyos “movimientos” por la Red se parecen más a los de Moratinos que a los de la Rice.

Así que intentaré explicar brevemente lo que se puede hacer con un blog (a partir de aquí, los “nativos digitales” pueden dejar de leer). En primer lugar, os voy a explicar qué es un blog, o, al menos, como es mi blog. Es, simplemente, un sitio Web donde escribo, de forma periódica, sobre cualquier tema. Dicho de otra manera, es un diario personal que publico cuando me apetece, sobre temas o asuntos que me interesan, me gustan, me divierten, etc

Y, ¿qué podéis hacer los que visitáis mi página?. Leer los artículos que allí están (si queréis, acompañados con la música y el video que llevan muchos de ellos) y, a partir de ahí, llevar a cabo diferentes acciones..

Una primera opción es hacer comentarios. Hay un enlace al final de cada artículo con la palabra “Comentar”. Si lo pulsáis aparece un pequeño formulario que os pide el nombre (real o ficticio), la dirección de correo, la web (si la tenéis y queréis poner) y un espacio donde escribir vuestro comentario. Una vez escrito el comentariio, basta un "click” para publicar. A continuación, tendréis en pantalla un cuadro que os va a preguntar cuántas son “dos y dos” (no es un test matemático, sino una forma de evitar que una máquina programada inunde de comentarios iguales, insultos, etc). Respondéis “cuatro”, pulsáis, de nuevo, en “Publicar” y ya está.

A partir de los comentarios, se pueden establecer “conversaciones” entre los comentaristas, con o sin intervención mía.

Una segunda posibilidad es enviarme, siguiendo el mismo proceso anterior, mensajes, ya que los comentarios los recibo también por correo electrónico.

Otra actividad posible es ir a páginas Web o blogs cuyos enlaces aparecen en los artículos o en mi lista de enlaces. Por supuesto, mi lista no tiene que ser la vuestra, y os recomiendo que os creéis vuestro propia “blogroll” con los blogs que os interesan. Por supuesto, creo que no hace falta decir, que es posible la opción de entrar en el blog y no hacer nada. 

Yo os animo a ser miembros de la Blogosfera, una sociedad donde la libertad de expresión es la primera y, casi única, ley y, aunque algunos políticos estén pensando en controlarla, el caso es que llegan demasiado tarde. Como dijo recientemente David Sifry, fundador y presidente de Technorati, la “Google” de los blogs, somos ya 120 millones de bloggers y ese deseo de gobernarlos es como ”intentar cerrar la puerta del establo cuando el caballo ya se ha ido”. Los blogs han cambiado la naturaleza de la Web. Incorporémonos a esta nueva Red porque seguro que ninguno de nosotros querrá, dentro de unos años, volver la vista atrás y preguntar por "su plumier y su compás"...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres