Blogia
EL INTERMEDIARIO

El Cayenne con neumáticos lisos

El Cayenne con neumáticos lisos

Después de asistir a la asamblea Anual de alumnos del IESE (Global Alumni Reunion 2008), con 2.500 asistentes presenciales y 600 a través de internet, se me quedó un mal cuerpo …y, por lo que pude escuchar allí, a la mayoría le pasó lo mismo.

Y es que los “sabios” que expusieron sus puntos de vista sobre la crisis estuvieron entre una visión pesimista (la mayoría) y otra apocalíptica (algunos).

Las intervenciones más destacadas, a mi juicio, fueron la de Lawrence Summers, antiguo Secretario del Tesoro norteamericano, que destacó la dificultad de dar con la solución para la situación actual que, además, todavía no tiene un final claro, por lo que la economía continuará deteriorándose en USA y en Europa. Cree que la solución está en la economía real más que la financiera y una política de gasto público global que evite que se vaya el dinero a los países fiscalmente más ventajosos.

Otra de los sesiones fue compartida por tres directivos de éxito como José Ignacio Goirigolzarri, del BBVA, que dijo que el negocio de los bancos es conceder créditos (aunque, hoy día, no lo parezca, añado yo), Javier Monzón, de Indra, que habló de la necesidad de cambiar los modelos de negocio (no dijo a cual) y Rafael del Pino, de Ferrovial, que mencionó la dificultad de encontrar directivos que hayan tenido experiencia de gestión en tiempos de crisis (aunque si no los quisieran de menos de cuarenta años, quizá si los pudieran incorporar a sus filas)

Pero la estrella de la reunión fue Nouriel Roubini, profesor de la Universidad de New York y famoso por sus predicciones sobre la llegada de la crisis “subprime” con un año de antelación y sobre la nacionalización de bancos que, ahora, está ocurriendo. De forma alarmista, pero argumentada, nos dejó algunas de sus ideas como cerrar las bolsas temporalmente (los movimientos diarios de cincos por ciento sólo contribuyen al enriquecimiento de especuladores desalmados) o como la conveniencia de que los gobiernos dieran créditos directamente a empresas y ciudadanos (muchos sospechamos que bancos y cajas de ahorro van a hacer su “agosto”, mejorando sus resultados, con las ayudas que el estado español les va a facilitar y a los ciudadanos les va a legar poco o nada).

Por el lado del futuro, el profesor Roubini predice que la crisis durará, al menos dieciocho meses más, con un estancamiento posterior de muchos años y que miles de empresas van a quebrar. Diagnosticó para España, una recesión severa, mucho más dolorosa que para otros países de la zona euro.

Durante la comida, los antiguos de mi promoción que asistimos al evento, tuvimos la oportunidad de compartir mesa y mantel con Antonio Argandoña, profesor de Macroeconomía del IESE y con Rafael Pampillón, antiguo alumno de IESE, pero hoy profesor de Economía del Instituto de Empresa (para que luego digan sobre el corporativismo “iesero”), que nos ilustraron con sus sabias opiniones sobre la crisis. Por ejemplo, se dijo que lo que ha ocurrido hasta ahora es que alguien gritó fuego en un cine y los gobiernos, lo que han hecho hasta ahora, es intentar que el público no salga huyendo para evitar muertes por avalancha. En algunos sitios, han llamado a los bomberos y se está buscando el humo y la procedencia del olor a quemado, pero no se ha comenzado a apagar el incendio. Esperan y confían que, para Semana Santa, se pueda empezar a apagar el fuego y reanudar la película que estaban viendo…aunque, puede que sea muda o en blanco y negro o … Lo que parece seguro es que será de peor calidad que la que se estaba proyectando antes del aviso.

Hablaban de más de tres años de crisis en España y con un problema añadido, diferente al resto de países de nuestro entorno, con más de un millón de viviendas nuevas sin vender, valorado en más de ciento veinte mil millones de euros - no me caben los ceros en la cabeza ¡120.000.000.000! – y que nadie sabe quién va soportar mientras no aparezcan compradores y, sobre todo, bancos que les financien.

Y nosotros, en la tertulia posterior y entre sesión y sesión, comentando nuestros problemas a nivel de tierra. En mi opinión, los bancos han tenido mucha culpa de lo que ha ocurrido. Así, mientras los ciudadanos y empresas sufren los efectos de una crisis de liquidez que ellos han provocado,  es inadmisible que el consejero delegado del BBVA, allí presente, como antes he comentado, ganara un sueldo, en el año 2007, más de cuatro millones de euros…o lo que es lo mismo, 200 veces más que un sueldo medio en España o que el Banco de Santander, también en 2007, obtuviera beneficios de más de nueve mil millones de euros.

Por otro lado, la banca privada, esa que vendió productos garantizados a trabajadores y jubilados y que, luego, no estaban garantizados por ellos sino por Lehman Bros., quebrado de la noche a la mañana, tiene que volver a sus raíces y dedicarse a administrar los patrimonios de los “mega ricos” y no confundir, cuando no arruinar, a personas sin conocimientos sobre productos sofisticados y a lo que sólo han mirado, con inmensa codicia, el grosor de la cartera.

Como conclusión final del paso por la reunión del IESE, creo que no sólo  tendremos que acostumbrarnos a ser más pobres (que ya lo somos), sino que deberemos que vivir, también, como empobrecidos, más de acuerdo con nuestras posibilidades…se acabaron pisos de ochocientos mil euros y Cayennes o X5s que, como dice un amigo mío, la mayoría van, hoy, con los neumáticos lisos, casi slicks" pues las “gomas” valen mil euros y no están los tiempos…eso, los que tengan la suerte de mantener su puesto de trabajo...

No creo que lleguemos a un mundo como las películas de “Mad Max”, pero, la humildad y la modestia volverán a ser virtudes apreciadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rafael Pampillón -

Muchas gracias por citar mi blog en este post. Yo también me lo pasé muy bien en la Asamblea y por supuesto en la comida. Gracias por dejarnos comer en vuestra mesa y acompañarnos en la comida fue muy agradable. Rafael
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres