Blogia
EL INTERMEDIARIO

Solbes no es un "intermediario"

Me remite Luis, uno de los más grandes “intermediarios” gallegos, un artículo de La Voz de Galicia, escrito por Lois Blanco y titulado Solbes, otro patriota, donde refiriéndose al debate del ministro con Manuel Pizarro, en vísperas de las elecciones generales, escribe: “Aquello fue una zurra. Cinco millones de telespectadores, siete en el minuto de oro y la mayoría dieron por claro vencedor a Solbes frente a un Pizarro aturullado y tremendista. Un antipatriota tipo según la definición de Zapatero…”

Hablando del pasado reciente, Lois comenta: “…Con aquel párpado clausurado, quizá, Solbes no acertó en el debate a divisar el horizonte más próximo, pero en los siguientes meses con la crisis financiera en ebullición, volvió a ser el último en reconocer el panorama que pintaban de negro el Banco de España, el BCE, el FMI y otros agoreros antipatriotas.”

Por fin, a la vista de la situación actual, no augura un futuro muy largo al veterano ministro, cuando nos dice: “…Al vicepresidente le quedan pocas páginas que escribir en la crónica de su marcha anunciada del Consejo de Ministros. Hasta los votantes socialistas asumen diez meses después que el inexperto paracaidista Pizarro se ajustó más a la verdad que Solbes en el debate que marcó el inicio de la campaña de las elecciones generales. Pero agua pasada no mueve molino. Sobre todo si los oportunistas silencios de Zapatero y el negacionismo de la crisis por Zapatero hasta que las colas han dado la vuelta a las oficinas del INEM tienen enfrente la flácida oposición de Rajoy.”

Todo esto, lo comentaba el periódico gallego antes de que la Comisión Europea empeorara ayer, aún más, las patéticas previsiones del ministro filibustero.

Ante hechos como los aquí recogidos y otros recientes acontecimientos no puedo dejar de lamentar el desastroso, paupérrimo, decepcionante, ignorante, analfabeto, penoso y difícilmente empeorable nivel de la mayoría de nuestra clase política.

Yo pido, y todos deberíamos exigir a nuestros políticos, al menos, lo siguiente:

  • Veracidad: Al que miente, se le echa a la  (puta) calle (Zapatero, Solbes)
  • Responsabilidad: El que se equivoca o le salen mal las cosas, dimite o se le cesa (Magdalena Alvarez, Rajoy)
  • Los políticos son ejecutivos de una empresa (la nación, el ayuntamiento, etc.) y vienen a trabajar para ella: Hoy día, los "aparatos" de los partidos sólo tratan de ganar elecciones y perpetuarse en el poder. (Así, dice Zapatero que el empleo mejorará en marzo, sólo porque hay elecciones autonómicas) 
  • Coherencia: No se dicen las cosas en función de donde están o delante de quién están. (El PSOE predica austeridad en el gobierno nacional, mientras el regional catalán abre una oficina en Nueva York o el gallego se gasta dos millones de euros en un despacho)

Creo que será inútil reclamarles estas cualidades mínimas a nuestros desvergonzados dirigentes, pero le doy gracias a uno de los grandes “intermediarios” de todos los tiempos por haberme “inspirado” esta reflexión… ¡Gracias, Luis!

 

P.D. ¡Estoy hasta los mismísimos h… de Obama!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Toncho -

Con un poco de talento y capacitación, un mucho de honestidad y honradez, aderezado todo ello con visión de Estado, tendríamos a otros “pollos” al frente de este negociado. También es exigible a los votantes cierto sentido común porque pedir sentido crítico es predicar en el desierto. Este es un gobierno ( sí, en minúscula) de “pollos” y ….de mentirosos compulsivos.

PD: Ah! Yo también estoy harto de la “Huevamania”.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres