Blogia
EL INTERMEDIARIO

De España

Países infantiles

Ayer, durante la reunión trimestral (más que reunión es, básicamente, una comida) de antiguos compañeros de MBA, se suscitaron, como no podía ser de otra manera, multitud de temas relacionados con la situación económica.

Uno de los más interesantes fue el que se originó a partir de un artículo del profesor Rolf Campos, en los Comentarios de Coyuntura Económica del IESE, titulado Después de Grecia.

Varios de los presentes habíamos leído el citado texto y a los demás asistentes les pusimos en antecedentes.

Las ideas claves del artículo son las siguientes:

- Todos los países de la zona euro son miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI)

- Recientemente Bosnia, Rumanía y Hungría han recibido ayuda de los programas estándar del FMI (los llamados Stand-by Agreements) con problemas similares a los de Grecia: Alto déficit público, desequilibrio de la balanza de pagos y elevado nivel de deuda pública.

- Grecia está bastante peor que la media de los otros tres países mencionados porque, frente a los inversores, Grecia contaba con un “seguro implícito” contra la insolvencia, pues los mercados contaban con que Europa saldría la rescate de la economía helena.

- Los préstamos del FMI exigen mucho más del país al que se conceden, pues los desembolsos se realizan trimestralmente y el FMI libera estos pagos solamente si el país ha cumplido con metas previamente acordadas de política monetaria y política fiscal. Como consecuencia, Grecia ha sido muy reacia a solicitar ayuda al FMI que, finalmente, sólo ha participado en una parte minoritaria en el paquete de rescate.

- El procedimiento de la Unión Europea con Grecia ha sido criticado por la falta de experiencia de la UE en estos temas (los programas del FMI empezaron a aplicarse en 1952, mientras para la UE es su primer caso) y, además, al ser parte implicada (todos los bancos europeos compraron gran cantidad de deuda griega) puede verse tentada a suavizar las condiciones impuestas.

- No rescatar a Grecia haría desaparecer ese seguro implícito de solvencia con el que cuentan los otros países de la zona euro.

- Por otro lado, las condiciones relativamente benevolentes del paquete de rescate a Grecia desincentivan las reformas que otros países como España se verían obligados a realizar si no contaran con el seguro implícito del resto de Europa y tuvieran que acudir al FMI.

- La situación de Grecia es el resultado del “riesgo moral” (cuando se cuenta con un seguro, aumentan las posibilidades de que ocurra el hecho contra el cual se compró el seguro, pues el asegurado se siente menos incentivado a adoptar medidas preventivas).Este riesgo moral  hará que los miembros más problemáticos de la zona euro se “relajen” y este es un coste que tendremos que asumir, además del monetario (9.800 millones de euros en el caso de España).

En la mesa de ayer, todos estábamos de acuerdo con las ideas expresadas por Rolf Campos.

Es curioso, también, ver que los países más “relajados” son siempre los mediterráneos que, frente a las crisis, adoptan la postura de esconderse debajo de la mesa porque otros nos lo arreglarán frente las posturas proactivas y de toma de medidas de los anglosajones. Si no, ¿cómo se puede llegar a situaciones como las de Grecia o España donde al final las medidas y reformas nos las tienen que imponer otros como si fueran nuestros "padres" y nosostros países infantiles?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡ Los ricos y poderosos no se tocan !

Veis como uno no se puede fiar de esta gentuza... Cuando el gobierno de tu país te miente sin parar, hay que pensar seriamente en huir a tierras más "veraces" 

El nefasto Zapatero ha decidido, hoy, hacer pagar la crisis a los pobres, mientras los ricos y poderosos siguen “forrándose”.

 Los errores “zapateriles” se los hace soportar a los funcionarios (recorte de sueldo), los pensionistas (no se revisarán en 2011), los bebés (adiós al “cheque”), los enfermos (menos medicamentos), los dependientes (no retroactividad en la prestación cuando hay retraso administrativo), los países en desarrollo (se reducen las ayudas),..., es decir,  se los hace soportar a los pobres.

Mientras, no se tocan los impuestos para las SICAVs, ni el IRPF para los que ingresan más de 250.000 euros al año, ni los bonus de los banqueros, ni el IVA para los coches de lujo y yates, .., es decir, no toca a los ricos.

Ni tampoco se ven afectadas las subvenciones a “los suyos” (partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales, etc.), la presencia de políticos en cajas de ahorro y cientos de empresas públicas, las “embajadas” regionales autonómicas en el extranjero, ni  las CCAA ni los ayuntamientos (sólo 1.200 millones de euros sobre un total de 15.000),..., es decir, no afecta a sus “colegas”.

En resumen, lo de siempre...Siempre se hace pagar a los que menos dinero  y menos capacidad de defensa tienen... ¡Adiós, Zapatero!

No hay duda que todos estos políticos se podrían cantar unos a otros: “Nos vemos en el infierno...”

 

Pasando de ellos

Dicen muchos de mis amigos, y tienen razón, que cada vez “pasan” más de nuestra clase política, de lo que hacen, dicen o emplean su tiempo.

El fenómeno científico que se está produciendo en España se veía venir y merece un análisis. Durante la Transición, Suárez, Abril Martorell, Fuentes Quintana, Fraga, etc. eran reconocidos como personas de gran inteligencia y profundo conocimiento de la realidad, mientras los españoles nos convertimos en “políticos” por primera vez en muchos años y opinábamos sobre todo y sobre todos.

En 1982, la llegada de Felipe González y su socialdemocracia “europea” supuso, para la mayoría, un soplo de aire fresco, políticos desconocidos no adscritos a ninguna corriente anterior y sin ningún ánimo de venganza ni resentimiento. Durante esos años, de la gran modernización de España, los ciudadanos estuvimos atentos a sus movimientos y decisiones: Unión Europea, OTAN, Rumasa, etc.

Los muchos años en el poder del PSOE, llevaron al país a una tremenda ola de corrupción acrecentada por el aumento de cuota de poder de las comunidades autónomas. No había obra pública ni contrato que se pudiera conseguir sin pago de comisiones a políticos y partidos. Todo ello produjo una grande y generalizada indignación en la ciudadanía que veía como unos cuantos se enriquecían, e incluso robaban, a costa de todos.

La llegada del Partido Popular, montado en el liberalismo económico, junto con la época de crisis y paro heredadas del socialismo corrupto, hizo que las decisiones a tomar por el Gobierno fueran de gran calado por lo que volvimos a ocuparnos de los “camaradas y compañeros” de los partidos. Es la época de la congelación de sueldos de los funcionarios, las grandes privatizaciones, la entrada en el euro, etc.

Pero, como en el caso anterior, parece que el poder incorpora un veneno que no se puede controlar y el que era un gran Presidente como Aznar decide sentarse con Bush con los pies encima de la mesa y casas a su hija en una boda fastuosa en El Escorial organizada por el delincuente Correa.

Un hecho de consecuencias posteriores importantes se produce tanto en la última legislatura de González como en la primera de Aznar: La concesión a los nacionalistas separatistas de “prebendas” y, sobre todo, un montón de “pasta”, por razones de gobernabilidad, según ellos y  de acojono, según muchos, yo incluido.

Pero lo peor estaba por llegar. Se produce con la llegada de un personaje más radical que ninguno que hubiera dirigido ninguna institución en España. Así, Zapatero es más progre que nadie, más nacionalista que nadie, más feminista que nadie, más proetarra que nadie, más…

Las consecuencias han sido la creación de un séquito subvencionado (separatistas, cine, Mediapro, sindicatos, Leires y Bibianas,…)  que le ríe todas las gracias, el aprovechamiento por parte de unos jetas políticos que se están “forrando” mientras, además de ellos, sus cónyuges, hermanos, primos y demás familia también cobran del Estado (Bono, Camps, Montilla, Chaves,  decenas de consejeros autonómicos y cientos de concejales) y una ciudadanía que ha pasado de la queja a la protesta y de la protesta al estado actual de indiferencia hacia unos políticos (con algunas excepciones) cada vez más alejados de ella y sus problemas.Como cantaba "el zurdo": "vemos las Cortes como un cine mudo..."

Y no hay nada que les joda más que les ignoremos. Por ello, propongo que nos olvidemos de ellos mientras no mejoren su rendimiento y capacitación.

No ofende quien quiere sino quien puede

Dice uno de mis colegas profesionales que los ciudadanos somos como los socios del Real Madrid… y tiene razón. Según su teoría, cuando el Madrid ganó la “Séptima”, estaba arruinado, pero los socios eran felices por los triunfos. Sin embargo, ahora que el club es el más rico del mundo, como no gana títulos, los socios y aficionados andamos “encabronados”.

De la misma manera, como habitantes de una ciudad, estamos encantados en función de los servicios que recibimos y no nos importa que la deuda del Ayuntamiento crezca y crezca…hasta el punto de que muchos madrileños, por poner un ejemplo, creen que los casi 7.000 millones de euros de deuda municipal los debe Gallardón y no ellos como ciudadanos.

Aunque los alcaldes no deberían olvidar que el Presidente del Real Madrid del histórico triunfo sobre la Juventus, Lorenzo Sanz, fue derrotado en las elecciones por esa nefasta gestión económica que, acompañada de cobro de comisiones por traspasos, generó una ruina patrimonial para el club, aunque un gran enriquecimiento personal para él.

Asimismo, es sorprendente para las empresas multinacionales presentes en España (y para mí, también, como empleado de una de ellas), que los ayuntamientos, que están, confesado por sus responsables, en un 80% en quiebra, sigan adoptando las soluciones más caras en la prestación de servicios a sus ciudadanos.

Y, además, que no falten lujosas nuevas sedes para el Consistorio, coches oficiales, corridas de toros y actuaciones rutilantes en las fiestas patronales, etc. pero, eso sí, a costa de proveedores que llevan años sin cobrar y que tienen que cerrar sus empresas.

Y, ahora, para distraer la atención, encima les da a algunos por hablar de Franco, que “tiene huevos” la cosa. Y es que la izquierda española se ha arrogado, sin que la derecha se plante de una puñetera vez, el derecho de repartir los “carnets de demócrata” a quien ellos consideran con nivel suficiente, es decir, Méndez, Berzosa, Almodóvar, Castro, Chávez, Garzón, Evo, Zarrías, Castro, Montilla, Carod, etc.

Lo que es lo mismo, para todos esos  que no respetan jueces (Varela) ni tribunales (Supremo,  Constitucional), constituciones (española, venezolana) ni leyes (estatutos, de Amnistía), monumentos (de los Reyes Católicos) ni lenguas (multas por rotular en español) el reconocimiento de demócratas, pero para las personas como muchos somos, liberales, tolerantes, respetuosas con la Historia y las instituciones tienen reservados los calificativos de fascistas.

Dada la calaña y el sectarismo de los que nos califican y dado que su objetivo es distraer la atención de su fracaso personal y profesional, sus palabras y rebuznos no me afectan para nada.

Sin pan pero con circo... de varias pistas

Julio César fue el primero en entretener a su pueblo regalándoles trigo y entradas para los espectáculos del circo romano.

Posteriormente, y a lo largo de la Historia, muchos gobernantes han sido acusados de hacer lo mismo, salvando, claro está, las diferencias de la época. Así, en España, a Franco se le acusó reiteradamente de dar “pan y fútbol”, en aquellos tiempos gloriosos del Madrid por Europa, para que la gente no hablara de política.

Pero nadie había conseguido alcanzar el nivel que han conseguido los políticos españoles actuales.

Si miramos, solamente, a la semana actual, hemos tenido un montón de circo: Ley del Aborto, con las “cheerleaders zapateriles” disfrutando de du sectarismo,  John Cobra en Eurovisión insultando a todos desde RTVE, los sindicatos con manifestaciones “light” contra la propuesta del Gobierno de aumentar la edad de jubilación, aunque, al menos en Madrid, UGT sólo “gritara” contra el PP y Esperanza Aguirre, Zapatero apoyando la entrada de Turquía (donde no se respetan los derechos humanos) en la UE contra la opinión de la mayoría de los miembros y callando ante la muerte de un preso político en Cuba (donde tampoco se respetan los derechos humanos), etc.

Y, además, está el fútbol… los goles de Cristiano, los penaltis que no le pitan en contra al Barça, los incidentes de San Mamés, los abucheos al Rey en Bilbao,…

Como les parecía que no había suficiente, los nuevos encuentros televisados de los lunes han conseguido que todos los días haya partido, no sea que se nos ocurra pensar en lo mal que nuestros gobiernos lo están haciendo.

Pero, aún más, digo que esto es de “Guiness”, porque han logrado que se hable de todos esos temas marginales y futbolísticos, sin dar nada de “pan”, con casi 5 millones de parados, con más de un millón de familias sin ingresos y con un montón de gente con sus puestos de trabajo pendientes de un hilo.

Aunque, eso sí, no nos darán pan, pero ellos siguen comiendo….faisán. (En cualquier país "civilizado", el caso "Faisán" hubiera provocado varias dimisiones, pero aquí...)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡ Y no pasa nada !

Alucinante información publicada hoy en varios medios de comunicación sin que a nadie se le haya caído la cara de vergüenza (Yo la he "sacado" de Libertad Digital):

El pasado mes de noviembre se hacía pública la cantidad que el Ministerio de Igualdad destinaba a subvencionar los "estudios feministas": nada más y nada menos que 845.000 euros. Ahora se dan a conocer en el BOE los afortunados receptores (PDF) de las ayudas y descubrimos, además, otra partida paralela de 600.000 euros más: el escándalo crece.

Y es que algunos proyectos como la elaboración de un "Mapa de Inervación y Excitación Sexual en Clítoris y Labios Menores", las "Topografías domesticas en el imaginario femenino" o la "Exclusión social y violencia de género en los centros penitenciarios de mujeres en Andalucía" no pueden menos que resultar de un interés muy relativo para el contribuyente que ha costear con sus impuestos los 26.000, 15.000 y 50.000 euros que se dedican, respectivamente, a ellos.

Además, este paquete de subvenciones cercano al millón de euros no es el único que Igualdad dedicará a estos imprescindibles "estudios feministas": en el BOE del 18 de diciembre se recogen las destinadas a "la realización de estudios universitarios de postgrado sobre estudios feministas", este caso por otros 600.000 euros.

Entre los subvencionados en esta segunda partida encontramos apasionantes cursos como "Género, Identidad y Ciudadanía" o el "Postgrado-Máster Estudios de la Libertad Femenina".


Los 22 proyectos subvencionados en la primera partida reciben cantidades entre los 15.000 y los 50.000 euros, pero en su mayoría se encuentran en la banda alta de estas cifras, pues la subvención media supera los 38.000 euros.

Algo por debajo de esta cifra, "sólo" recibirá 22.767 euros, pero con un contenido de los más sorprendentes es la investigación que desarrollará un profesor de la Universidad de Granada sobre "Reparaciones europeas contemporáneas y memoria de la esclavitud: esclavas negro-africanas y españolas abolicionistas (siglos XVI al XIX)".

Viendo los títulos de estos cursos e imaginando sus contenidos lo más probable, o no, es que el contribuyente se pregunte cómo hasta ahora habíamos podido subsistir sin ellos.

Con este dinero, se pagan más de 100 parados durante un año, pero no pasa nada, las "cheerleaders" de Zapatero siguen gastando y gastando.

Como ya he dicho otras veces, un hombre machista es peligroso, una mujer feminista también, pero lo peor de todo es un hombre feminista... Zapatero nos lleva al siniestro total

Matemáticas elementales

Las matemáticas siempre ayudan a entender y solucionar problemas con datos numéricos por mundanos que sean.

Así, hablando de la situación del mercado laboral, nos encontramos que:

En el corto plazo (1 año):

Asalariados + Funcionarios + Autónomos + Parados + Pensionistas = K    K= Constante.

La evolución de estas variables es la siguiente:

Segmento

Tendencia

Ritmo

Valor  Actual

Límite

Asalariados

Decreciente

Rápido

11,2 Millones

10,5 Millones

Funcionarios

Creciente

Rápido

3,1 Millones

3,3 Millones

Autónomos

Decreciente

Muy rápido

3,1 Millones

2,6 Millones

Parados

Creciente

Rápido

4,0 millones

X

Pensionistas

Creciente

Lento

7,8 Millones

8,1 Millones

 

↑Parados = ↓Asalariados + ↓Autónomos - ↑Funcionarios - ↑Pensionistas

 (X – 4) = (11,2-10,5) + (3,1-2,6) – (3,3-3,1) – (8,1-7,8)

Despejando X:

X = 4 + 0,7 + 0,5 - 0,2 - 0,3

X = 4,7 millones

Luego, la cantidad máxima de parados registrados que habrá en un año será de 4,7 millones.

Es decir, que el paro registrado aumentaría, como máximo, en 700.000 personas o, lo que es lo mismo, menos de lo que ha crecido en 2009.

Pero, aunque al ministro Corbacho y sus secuaces se les “llena la boca” diciendo que el desempleo está creciendo a un ritmo menor que en años anteriores, la explicación, como podéis comprobar, es, en una parte importante matemática.

Explicación:

En primer lugar, hay que tener en cuenta, como se dice más arriba, que las variables aquí consideradas no son independientes sino que están relacionadas entre sí. Por ejemplo: Cuando una persona que está trabajando liega a la edad de jubilación, habiendo cotizado lo suficiente a la Seguridad Social, deja de pertenecer al segmento de los “Asalariados” y se incorpora al de los “pensionistas”

Por otro lado, las funciones matemáticas que corresponden a la evolución de cualquiera de los datos (sean crecientes o decrecientes) son asintóticas.

Esto quiere decir, que los valores de cualquiera de los datos pueden crecer (o decrecer) mucho, pero tienen un límite que no pueden rebasar por razones técnicas o políticas.

Así, es imposible que España funcione sólo con 500 autónomos porque sólo el número profesionales liberales (abogados, notarios, corredores de seguros, etc.) necesarios es muy superior al considerado.

O también, es imposible que nuestros mediocres gobernantes reduzcan el número de funcionarios, aunque en este caso, sí está claro que España podría funcionar perfectamente con un número inferior.

Nota:  

Obsérvese, en los datos anteriores, que hay 14,3 millones (Asalariados + Autónomos)  de personas trabajando por cuenta propia o ajena para “mantener” a los 14,9 millones (Parados+ Pensionistas+ funcionarios) que viven del Estado.

Conclusión:

¡Corbacho dimisión! ¡Corbacho dimisión!

Ignorancia atrevida

Me cuentan, de muy buena fuente, la razón fundamental por la que el Gobierno español no es capaz de tomar mediadas eficaces para mejorar o, al menos, aliviar la crisis económica.

Esa razón es el Presidente de Gobierno. Y es que, insisto, me cuentan de alguien que despacha personalmente con él, no es que no tenga muchos concomimientos económicos…que no los tiene y ya lo sabemos, sino que es que se cree “dios”.

Y así, por ejemplo, ante una propuesta, trabajada y redactada por técnicos del Ministerio de Economía en la que plantea la reducción de las cotizaciones sociales para fomentar el empleo, Zapatero contesta que no es necesario y habla de cruzar el Universo, cuidar la Tierra, purificar el aire, caminar sobre las aguas o cualquier otra cursilada como puntos fundamentales de su tarea como gobernante…¿o divinidad?

Si,  a eso, añadimos la obediencia ciega a “su” UGT (sí, sí, aquella que con los mismos dirigentes estafó a un montón de gente humilde en la PSV) la salida de la crisis se ve lejana.

Pero, sin querer parecer blasfemo, como Jesús en el Sermón de la Montaña, lo que siente es el apoyo incondicional de sus “cheerleaders” Pajín, Blanco y demás, mientras algunos lo traicionan desde dentro y otros lo critican desde fuera.

La diferencia es que Zapatero no está dispuesto a dar la vida por todos nosotros y Jesucristo sí…Bueno, ZP no da nada ni por nosotros ni siquiera por los suyos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres