Blogia
EL INTERMEDIARIO

¿ Y por qué no vamos a Portugal ?

He pasado dos semanas en Cascais y reconozco que cada vez me gusta más Portugal.

Desde el punto de vista del que va de vacaciones como yo  (aunque, las mías, fueran unas vacaciones “muy especiales” y con la mejor mujer que existe), en la zona de Cascais tienes de todo lo que puedas desear.

Hay muy buenos hoteles, magníficos campos de golf (para los que somos aficionados aquello es un paraíso) y excelentes restaurantes. Todo ello a unos precios muy inferiores a lo que estamos acostumbrados en España, sobre todo, pensando  que Cascais es a Portugal lo que Marbella es a España.

Además, a 50 Km. está Lisboa que es una ciudad preciosa y muy “manejable” y a, solamente, 15 Km. tienes Sintra, sede de la antigua corte portuguesa, donde hay muchos palacios que visitar como la Quinta da Regaleira, enigmático palacio sobre el que corren historias muy curiosas.

Además, la cultura portuguesa mantiene valore que los españoles echamos de menos como el respeto a la familia y, especialmente, de los hijos a los padres, la práctica ausencia de adolescentes por las noches en la calle, la amabilidad con los visitantes, la humildad, etc.

Es curioso que siendo un país cuya base social es preponderantemente de izquierdas, el respeto por las instituciones tradicionales como la Iglesia o los antepasados sea total. Afortunadamente para ellos, los “bibianos” (nombre que da Carlos Herrera a la ministra Aído y sus secuaces) no han llegado allí y el respeto se basa  en el ejercicio de la libertad personal y no en leyes absurdas como las de Ampliación del Aborto, Memoria Histórica, etc. ni en teléfonos de atención al “macho” preocupado por su agresividad.

En cuanto a comidas, a destacar las sardinas “grelhadas” (en ningún lugar del mundo las hacen tan buenas como en Portugal), la santola (centolla), el bacalao y todo el pescado fresco en general.

Yendo a lo práctico, por si alguien se piensa acercar por allí, aquí van mis recomendaciones gastronómicas en cuanto a lugares recomendables, ya que en comidas

En el centro de Cascais, Pimentao (Fernando prepara el marisco y los pescados a la perfección. También, exquisito, lo que nosotros llamamos “bacalao dourado” y que, en realidad, se llama “bacalao a brás”), Dom Manolo (buenísimo el “frango” (pollo) a la brasa) y Pereira (tasca donde los guisos y pescados están de maravilla).

En Guincho, Porto de Santa María (el mejor de la zona; marisco de primera calidad (percebes, centolla, langosta, etc.)  y servicio de primera).

En Ericeira, Esplanada das Furnas (en un lugar precioso donde rompen las olas del Atlántico con pescados que eliges de una gran exposición)

En todos ellos, los precios que nos encontramos son un 20-30% inferiores a los que nos encontraríamos en España en locales y calidades similares.

En conclusión, creo que, en España, Portugal es uno de los destinos turísticos olvidados por la mayoría y que, sin embargo, los que hemos ido, apreciamos y recomendamos fuertemente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres