Blogia
EL INTERMEDIARIO

Banca Privada: ¿Banco o qué?

Hace tiempo que tenía ganas de hacer una reflexión pública sobre mi visión de la banca llamada privada, que, hace años era para ricos y, en los últimos años, ha sido para pobres que eran un poco ricos y ahora han vuelto a ser pobres.

Y es que hace ¡15 años! para ser cliente de banca privada hacía falta invertir en el banco de turno 100 millones de pesetas (600.000 euros), pero hace dos años, con 10.000 ya te abrían la puerta y te colocaban el "fondo", la “estructura” o lo que fuera.

La historia que muchos han vivido es parecida a la que aquí relato:

El Banco Privadísimo, varias veces galardonado con “Awards” de rentabilidad y eficacia, se ha dedicado a ofrecer a personas que han tenido toda su vida el dinero en una cartilla donde recibían el 4% anual de intereses, un “Producto Estructurado” que les daría el 10% anual y, además, en el improbable caso de que no se cumplieran las condiciones exigidas para esa rentabilidad, el cliente tenía garantizado recuperar su inversión.

Por supuesto, el Banco Privadísimo tiene una oficina lujosa con “cuadros de firma” y azafatas glamurosas  y su gestor va perfectamente “etiquetado”, en muchos casos con tirantes, y tiene una conversación encantadora. Y, no debemos olvidar tampoco, que los grandes premios y títulos como “Mejor banco del mundo” y similares se le ha otorgado por las grandes ganancias por el banco obtenidas y no por los beneficios de sus clientes.

El gestor del Banco Privadísimo le dice a nuestro cliente que el producto está referenciado a una “cesta de valores” que cotizan en el Dow Jones y en el Eurostoxx y que seguro que van a subir. Tiene que dejar el dinero durante cinco años y si el valor de esas acciones está por encima del valor inicial ( que corresponde al de un día incierto, pero siempre posterior al de la entrega del dinero) recibirá el interés del  10% anual (lo llama “cupón”, pues interés es una palabra que, inconscientemente, se asocia a la usura) y, si el “valor de la cesta” no lo estuviere (muy improbable, según el gestor), el capital invertido está garantizado y se recupera en su totalidad.

Lo que no dice el gestor es que el que garantiza el producto (la “emisión”) es otro banco llamado Banco Listísimo, del que nos podemos fiar o no. Y, tampoco, dice que 5 años después, con una inflación de, por ejemplo, el 3%, el dinero vale un 16% menos que en el momento de la inversión.

Pero vayamos a un ejemplo de lo que ha estado ocurriendo estos últimos años. Supongamos un cliente, al que llamaremos Codicioso, que invierte 50.000 euros en un producto estructurado que comercializa el Banco Privadísimo y que ha sido emitido por el Banco Listísimo.

- Si el “negocio” sale bien, el resultado es el siguiente:

  • Para Codicioso: (50.000 x 10%) x 5 años = 25.000 euros. Pero hay que restar lo que hubiera ganado si lo hubiera dejado en la cartilla al 4%, que son 10.000. Es decir, gana 15.000 euros que, después del 18% de IRPF, se quedan en 12.300 euros.
  • Para el Banco Privadísimo: 50.000 x 5% de comisión = 2.500 euros. De ellos, el banco se queda 1.500, el gestor se lleva 500 euros y el resto para cuadros, azafatas y otros gastos.
  • Para el Banco Listísimo: Resultado de la gestión del dinero - 25.000 - 2.500. Si el “asunto” ha ido bien, lógicamente, los listísimos que tiene el banco trabajando habrán obtenido una rentabilidad mayor de la que han pagado a nuestro cliente y a su comisionista Privadísimo. Y si, repetidamente, no han sido tan listos y no pueden pagar lo prometido a sus clientes, pues quiebran (Lehman Brothers) o piden ayuda al Estado (Citi, HSBC, etc.)

- Y si el “negocio” va mal:

  • Para Codicioso: 0 euros. Como ya he dicho antes, ha perdido el 16% por subida del IPC más la oportunidad de haber mantenido su dinero al 4% en su cartilla de toda la vida (10.000 euros)…es decir, una ruina.
  • Para el Banco Privadísimo: Como dice un amigo mío, a estos “se la suda”. Se llevan su comisión de 2.500 euros y a otra cosa… que los bonus del gestor y, por supuesto sus jefes, son intocables. Claro, que, a lo peor, Codicioso no vuelve a ser cliente... pero, en ese caso, ya nos ayudará el Estado con los impuestos de sus contribuyentes hayan sido clientes o no de Privadísimo.
  • Para el Banco Listísimo: Resultado de la gestión del dinero – 2.500. Pero daros cuenta que Listísimo no tenía ninguna obligación de invertir en las acciones, fondos, etc. sobre las que luego se aplica el “cupón” por lo que pueden haber obtenido beneficios muy superiores con otras inversiones. Y cuando ocurre una situación como la de los últimos meses, y no hay inversión  rentable alternativa o los listísimos no han sido capaces de encontrarla, a la quiebra o a recibir dinero de nuestros impuestos…, que los bonus de los listísimos son, también, intocables.

En cualquier caso, daros cuenta que el único que arriesga el dinero es nuestro cliente Codicioso y el que gana siempre es Privadísimo. ¿Dónde está la función bancaria de cuidar el dinero que se les deja y prestarlo a quién lo necesita para invertir o consumir?

A la vista de todo esto, no hay mucho más que decir…Unos cuantos que antes se ganaban la vida a cuenta de unos pocos  (los ricos de verdad), los últimos años se han enriquecido enormemente más a cuenta de muchos (los asalariados y jubilados que iban creando su pequeño patrimonio)…Y es que los ricos son ricos porque dejan ganar poco a los que les cuidan su dinero, pero los demás no podemos imponer condiciones.

Este post va dedicado a todos aquellos que han sido engañados por los Bancos Privadísimos y, especialmente, a algunos Intermediarios ilustres que en la última cena anual me lo contaron…y que, a pesar de lo publicado, lo de Banif, Lehman, etc no está ni mucho menos arreglado para los damnificados. Como dice Julieta Venegas, "me voy porque sé que me espera algo mejor"

Nota: Algunos cálculos de rentabilidades se pueden afinar más, pero no se trata de hacer un ejercicio de matemática financiera “con decimales” sino de contar lo que ha pasado

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Anónimo -

santander se come los ahorros de mas de 50.000 ancianos y jubilados

Anónimo -

estupenda explicacion de como son unos chupa sangres y en especial los corvatas rojas del santander,botin,banif,madoof
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres