Blogia
EL INTERMEDIARIO

Obama y el Barça

Como aficionado al futbol y madridista que soy, suelo tener curiosidad por el equipo que despierta las simpatías de otras personas a las que conozco o, incluso, de personajes públicos.

Así, increíblemente, en el Comité de Dirección de la empresa en la que trabajo, soy el único “merengón” frente a, por ejemplo, “dos culés”... Ahí estoy resistiendo... Aunque, en otra empresa que estuve, llegué a estar en proporción de uno a cinco frente a los del Barça…

Ya que tanto en estas ocasiones, como en otras donde los “blancos” hemos sido mayoría, he trabajado perfectamente, he comprobado que la simpatía por un equipo es completamente compatible con el funcionamiento como equipo en la vida empresarial.

Asimismo, estoy seguro que la afición a un equipo de futbol determinado no implica categoría personal alguna ya que, si fuera así, no se entendería como un personaje como Rubalcaba, madridista acérrimo, puede ser hincha del mismo club que, por ejemplo, Rafa Nadal, ejemplo de humildad y caballerosidad en el deporte.

Así, estoy en condiciones de afirmar, que el color azulgrana de nuestro Presidente del Gobierno no implica que vaya a desempeñar el cargo mejor o peor y, además, las consecuencias para los ciudadanos de esa querencia son nulas.

Lo que ya no es así es la demostración pública, incluso con “banner” en la web del PSOE, de su apoyo a Obama. Y voy a explicar por qué.

Primero, como ya le pasó en las recientes elecciones alemanas o francesas, su apoyo al perdedor no ha tenido buenas consecuencias políticas y económicas para España. Y, está claro que es posible, que gane McCain

Segundo, porque a ninguno de los partidos europeos, con los que los socialistas españoles quieren homologarse, se le ha ocurrido hacer algo parecido. Así, no hay ninguna referencia semejante en las webs del SPD alemán, el Partido Socialista francés o los laboristas británicos.

Tercero, porque los parecidos entre el programa del Partido Demócrata y el del PSOE son escasos. Por ejemplo, los demócratas americanos apoyan aumentar el ejército en casi 100.000 efectivos, terminar la pacificación de Irak en 16 meses o reducir los impuestos a las familias con menos de ¡250.000! dólares de ingresos, mientras los de aquí les quieren poner uniformes nuevos a las mujeres del ejército, retiraron las tropas de Irak a la semana de llegar al poder y quieren aumentar los impuestos para financiar el infinanciable estado autonómico. En mi opinión, en este momento, el programa electoral de los republicanos refleja posiciones políticas más conservadoras que las del PP, mientras que el programa de los demócratas les coloca un poco a la izquierda de los populares, pero bastante a la derecha de los socialistas.

Y por último, está la razón de que nadie le ha pedido que se defina. Las simpatías que la persona José Luis Rodrígez Zapatero pueda tener por Obama o por el Barça son irrelevantes para el cargo que ocupa, la diferencia está en cuando las hace públicas como gobernante. Su pasión por Messi o Xavi nunca tendrá consecuencias para España, su admiración por el candidato demócrata a la Casa Blanca sí que puede tenerlas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres