Blogia
EL INTERMEDIARIO

Noticias: Economía, fútbol y dos gilipollas

Noticias: Economía, fútbol y dos gilipollas

Aunque trabajo en una PYME, nuestros clientes son grandes empresas. En mis reuniones con ellas, más de una me ha dicho que tienen orden tajante de la Dirección de no contratar a nadie, ni siquiera para cubrir bajas maternales o por enfermedad. Cada departamento, tendrá que arreglarse con sus recursos disponibles.

 

Esta y otras noticias parecidas son un indicativo claro de nuestra mala situación,  pero nuestro Gobierno sigue sin tomar decisiones que mejoren el panorama.

 

La primera razón es que vamos retrasados, porque su electoralismo primó sobre el interés general, por lo que nos mintió en las previsiones  y nos engatusó con  € 400, con el objetivo de ganar las elecciones. A la vista de los resultados electorales, está claro que esas mentiras y esas “limosnas” se las “tragaron” muchos ciudadanos. Veamos el desarrollo cronológico:

 

Previsiones del Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado 2008

(Mantenidas hasta las Elecciones Generales)

Crecimiento: 3,3%
Tasa de paro: 7,9%
Inflación: 2,8%

 

Previsiones revisadas en Abril (Tras las Elecciones Generales)

Crecimiento: 2,3%
Tasa de paro: 9,8%
Inflación: 3%

 

Previsiones revisadas en Junio

Crecimiento: 1,9%

Tasa de paro: 11%

Inflación: 4%

 

Escenario más probable (Según diferentes análisis):

Crecimiento: 1,4%

Tasa de paro: 12%

Inflación: 4,2%

 

El segundo problema ha sido que sus primeras medidas se han dirigido a los sectores económicos más afectados directamente por la crisis (construcción, transporte, etc.). Esto transmite, en primer lugar, ignorancia sobre conceptos básicos como la interrelación entre costes o la cadena de valor. A cualquiera le parece obvio que si aumenta el coste del camión que transporta el pan o los frigoríficos, los precios de estos productos también subirán. Segundo, representa una clara discriminación del resto de industrias que no se han “forrado” en los últimos años como ha ocurrido con los constructores.

 

Así que urge poner en práctica rebajas del Impuesto de Sociedades o reducciones en cotizaciones a la Seguridad social, pero para todas las empresas y no para algunas.

 

El tercer punto es que, en situaciones como la actual, hay que ayudar más a las personas que a las empresas… ese Humanismo Económico tan predicado por la izquierda y que nunca practican cuando gobiernan. Y, en estos momentos, más necesario que nunca pues, a diferencia de otros periodos de dificultades económicas, el paro ha empezado a dispararse antes de comenzar la recesión.

 

Muchas familias empiezan a estar en quiebra técnica porque, sobre-endeudadas por la compra de una casa carísima, están pasando de una situación de “gano poco” a otra, mucho peor, de “no tengo trabajo”. Como dice Marc Vidal, hemos creado un grupo muy numeroso de mendigos con patrimonio. Pero a este gobierno no le importa, en vez de mejorar la seguridad jurídica de los alquileres (hasta la Sociedad Pública de Alquiler tiene un 10% de impagados), facilita créditos blandos para construcción de más viviendas.

 

Así que rebajas de IRPF a los que menos ingresan, favorecer el alquiler frente a la compra, fomentando el ahorro, apoyando a emprendedores (especialmente, en proyectos 2.0 y relacionados con la Sociedad del Conocimiento),… serían interesantes para paliar los problemas.

 

Hay más soluciones…sí, pero son ¿políticamente? Difíciles. En mi opinión,  parece imprescindible una reforma laboral profunda que incluya un menor coste de despido y una recolocación rápida de desempleados con un INEM del siglo XXI, una revisión de las bases sobre las que se asienta la negociación colectiva (p.e.  no tomar el IPC como índice de revisión, subir mínimamente los salarios a funcionarios), no aumentar las prestaciones sociales, no convocar empleo público,…En resumen, invertir más y gastar menos.

 

Ya sé que muchos pensamos parecido, pero no tenemos capacidad de actuar ni, casi, de influir. Así todo, debemos insistir a una clase política que está más dedicada a gilipolleces que a los temas de relevancia. Para muestra, veamos las declaraciones que han hecho un par de sinvergüenzas que cobran de nuestros impuestos: El líder del PNV, Iñigo Urkullu, declaró en Televisión Española que, al no estar la selección del País Vasco, "de las cuatro que quedan, me quedo con Rusia", próximo rival de España en la Eurocopa. En un tono similar, aunque con otro favorito, se mostró el dirigente de ERC Joan Puigcercós, que declaró, "Ya lo dije,  abiertamente, prefiero que gane Turquía".

 

Yo, aunque me preocupa mi economía, estoy seguro de que mañana por la noche, me olvidaré de esos problemas y estaré, de corazón, con España y con mi selección: ¡¡¡A POR ELLOS!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres