Blogia
EL INTERMEDIARIO

Reincorporación al trabajo y... a las ensaladas

Vuelta al tajo… Con “reservas” para resistir hasta los puentes de Mayo… Así todo, un día difícil, el de la reincorporación, al menos, en mi caso.

Después de unos días en León, mi tierra natal, respirando aire puro, viendo a los “viejos” amigos y, lo más importante, disfrutando y pasándolo bien, la verdad es que cuesta volver a “cortar caña en la plantación”.

No me olvido de uno de los aspectos fundamentales del “aire puro leonés”: el gastronómico. Emulando a Cucharete, mi blog, sobre restaurantes, favorito, voy a hablaros sobre mis impresiones de los sitios que “caté” en León en esta Semana Santa, aunque, a todos ellos, he ido en innumerables ocasiones.

Comí en Adonías, donde Nardi del Pozo tiene la mejor cecina de la ciudad, así como una lengua de ternera templada que es una maravilla. Preparan el pescado fenomenal y tanto un congrio al ajo arriero como una lubina a la sal resultaron excelentes…y el pan de hogaza, tan bueno que me traje una (hogaza, se entiende)

Otro sitio destacable es Rocco, donde mi querido amigo Jorge Pablos completa unas buenísimas pastas con algunas recetas típicamente leonesas, como las mollejas guisadas que, el miércoles pasado, estaban “de cine”. Asimismo, en Formela, José Quindós nos preparó unos chipirones rellenos de ¡Chipirones! Y rebozados que estaban exquisitos. Un bacalao al ajo arriero y un par de gin-tonics completaron una cena perfecta.

También, estuve en Vivaldi, el restaurante más ensalzado últimamente en la ciudad, debido, sobre todo, a la estrella Michelín que posee. Unos garbanzos de pico pardal fritos con gambas al ajillo maravillosos (si no conoces los garbanzos de pico pardal, ya es hora de lo hagas) dieron paso a un rabo de toro estofado espectacular y a un guiso, que me encanta, que consiste en una mezcla de callos de ternera, manos y morro del Valle del Esla.  Con los canutillos rellenos de crema de queso de Mansilla se nos caían las lágrimas…¡Bien por Vivaldi!

Por último, también me topé unas tapas por el “Húmedo”, matando algunos judíos. En El Flechazo, justo enfrente de Vivaldi, preparan unas patatas picantes, al estilo de las legendarias de Casa Blas, fabulosas.

Como veis, el asunto de la “manduca” ha sido importante en esta Semana Santa y, ahora, toca un poco de ensaladas y verduras para compensar. ..

Temas para escribir ha habido y hay muchos, pero hoy, todavía, me queda el sabor de la buena cocina y, por eso, os lo cuento. ¡Salud!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres