Blogia
EL INTERMEDIARIO

Gas, agua, electricidad, etc. suben..., pero no tanto

Iniciamos 2008 con las tradicionales subidas de precios de los servicios públicos que, como siempre, son criticadas por la mayoría de ciudadanos y medios de comunicación. En mi opinión, las subidas de la energía o los transportes son bastante modestas frente al incremento de los precios del petróleo y se sitúan en torno a la inflación esperada. La discusión, para mí, es más profunda y se refiere a si la regulación que España mantiene sobre estos sectores beneficia o no al consumidor.  

No es fácil pronunciarse en uno u otro sentido. Por un lado, la liberalización “real” de, por ejemplo, el sector energético produciría una mayor competencia y, como clientes, podríamos escoger el proveedor que más nos convenga. Por otro lado, las compañías, que son muy grandes, podrían establecer un “pacto de no agresión” entre ellas para no “robarse” clientes y elevar los precios de común acuerdo. Además, para el consumidor doméstico (no así para el industrial) el coste de cambio de proveedor de electricidad, agua, gas, etc. es alto por lo engorroso que resulta… como muchos hemos sufrido, darse de alta en un nuevo suministrador de servicios es muy fácil, pero darse de baja es casi imposible. 

¿Y qué ocurre a nuestro alrededor? Pues bien, si miramos, por ejemplo, a Alemania, donde el pasado mes de Julio expiró el derecho del Estado a fijar las tarifas energéticas, nos enteramos que E.ON (sí, aquella gran compañía que lanzó la OPA sobre Endesa) subirá, en 2008, la electricidad entre el 7,1% y el 9,9% y el gas entre el 3,4% y el 8,8%, dependiendo de la zona geográfica.

En el Reino Unido, la situación es aún más “movida” con subidas, anunciadas por alguna de las compañías suministradoras, en torno al 17% en electricidad y 13% en gas. Aunque, en este país, con una larga tradición liberal, hay que decir que la competencia es real y, durante 2207, se vieron bajadas de precios del ¡20%!

Como ya decía más arriba, pensando que la energía, en la mayoría de los países, depende en una gran medida de la materia prima petróleo, un alza en los precios parece razonable y coherente. Lo mismo podríamos decir de la subida de los diferentes medios de transporte donde los combustibles no han dejado de subir en todo el 2007.

Considerando todos los factores, en mi opinión, un sistema de libre competencia beneficia siempre, a largo plazo, al consumidor, pues la “lucha” por mantener al cliente y, sobre todo, por captar al cliente del competidor, conduce a una reducción de la factura. Aunque el mercado no sea perfecto, en telefonía móvil nos hemos visto beneficiados por esa pelea entre operadores. Así que animo, a las autoridades correspondientes, a dejar en manos de la antigua ley de la oferta y la demanda la fijación de los precios, aunque no creo que lo hagan en los próximos años. Mientras tanto, les tendremos que pedir responsabilidades por los incrementos anuales que establezcan.

Por otro lado, también pienso que, entre de los nubarrones que se ciernen sobre nuestra economía para este año, esta “revisión” de tarifas no es de los más negros. Otros asuntos nos deben preocupar…la duda es si nuestro gobierno se está ocupando de ellos o, como parece, sólo “trabajan” para ganar las elecciones generales de Marzo. Dicho esto, mucha felicidad para todos en 2008 y, ahora, …a preparar la carta a los Reyes Magos. Por mi parte, en cuanto la tenga escrita, la dejaré “colgada” por aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres